Lo se, te plantas delante de tu PC, abres tu administrador de anuncios y lo único que tienes es menos dinero.

Oh-por-dios-que-está-pasando piensas tu. Y ahí te encuentras, mirando la pantalla sin pestañear con una breve esperanza de que ocurra un milagro y los datos cambien de repente.

Pero no, y no sabes qué hacer.

Calma, vamos a ver qué puede estar pasando y para ello te voy a dar unos consejitos gratuitos para ayudarte en la ardua tarea del “que cojones, leches, narices, le pasa a mi campaña de Facebook”. Que oye, unas veces es simplemente que no consigues que arranque, pero que hay otras veces en que funciona de coña y de repente, a lo poltergeist digital, se casca la cosa y te quedas de pasta de boniato que dicen por mi tierra.

OPCIÓN 1: ¿EN EL ANUNCIO O EN LA PÁGINA DE DESTINO?

 

¿Que qué quiero decir con esto? Pues fácil. El anuncio, como toda publicidad, tiene un fin: llevar tráfico cualificado a tu sitio web. Pero luego es tu sitio web el que tiene que convencer al usuario de comprar, registrarse o lo que sea.

Esto tiene que estar muy claro: el anuncio no vende, el anuncio atrae. Por eso no hay que descartar y no hay que estancarse en facebook, porque maifriends, eso de vender es una cadena de elementos bien engranados.

¿Cómo puedes ver si el problema está en la web o en el anuncio?

Pues como en el mundo offline, tradicional, el de toda la vida o como quieras llamarle:

Si entra gente a tu tienda pero la gente no compra posiblemente el problema sea que:

  1. Tu tienda es fea y espanta a los fantasmas.
  2. Tu producto no interesa.

 

Pues con Facebook pasa lo mismo, si tienes un buen porcentaje de clicks y no convierten, es decir, no compran o no se suscriben, posiblemente el problema no esté en Facebook.

Aquí los datos que te interesa mirar son:

  • Alcance: cuántas personas han visto tu anuncio.
  • Nº de clicks en tu sitio web.
  • Nº de personas que una vez dentro de tu web realizan la acción que esperabas, lo que llamamos el porcentaje de conversión.

 

También hay que decir que el % de conversión es diferente según sea una compra o captación de leads. Así como es diferente dependiendo del precio del producto, no es lo mismo vender camisetas a 10€ que una habitación 5 estrellas en las Maldivas.

Si buscas leads (suscriptores), la tasa de conversión suele ser bastante alta, entre el 30-60%. Das algo gratis y eso siempre cuesta menos.

En cambio si realizas ventas de productos ya se puede disparar la cosa y habría que ver el caso concreto. Si vendes infusiones a 4€ la venta no te puede costar 5€, pero si vendes un curso de 100€ la venta te puede salir rentable pagando 50€, ¿me explico?

OPCIÓN 2: PROBLEMAS EN EL PÚBLICO

 

Escoger bien el público es fundamental para que la publicidad sea un éxito.

Si mandamos publicidad sobre un curso para dejar de fumar a no fumadores lo tendremos complicado.

Y el dato que nos dará esta información es el CTR (porcentaje de clicks en el enlace)

Para ver este dato tenéis que seleccionar la opción “rendimiento y clicks” en columnas.

Y para ir un poco bien el % tendría que ser superior al 1%. A partir de un 2% es lo ideal.

Aunque ojo, porque esto no siempre es así. En casos de conversiones si el CTR es malo pero el precio por conversión es bueno lo dejamos. Aquí te dejo un ejemplo de un buen CTR con el peor precio por conversión. Que a veces pasa.

Como puedes ver el mejor CTR nos da un precio por resultado mayor. En cambio el otro conjunto de anuncios tiene un CTR bajito, de 0,77% pero el precio por resultado es bastante más económico.

El indicador claro es que apenas tengas clicks, eso no falla, que estamos en internet y aquí la gente no tiene piedad, te aseguro que si no interesa no hacen click.

OPCIÓN 3: LOS ANUNCIOS NO GUSTAN

 

Es otra opción. Que tus anuncios no estén gustando. Bien sea que no gusta el texto o que no gusta la imagen o vídeo que estés mostrando.

Lo que te recomiendo que hagas es varios formatos de anuncios: La misma imagen con diferente texto. El mismo texto pero con dos imágenes diferentes, etc.

Aquí lo que nos puede guiar es la puntuación de relevancia del anuncio y el CTR. Aunque como siempre, si hacemos campaña de conversiones y los resultados son buenos lo dejamos.

¿Y cómo saber si es cosa del anuncio o del público?

Pues la única manera que tenemos en Facebook de ver qué está pasando es probando varias opciones: Varios conjuntos de anuncios con públicos diferentes y dentro de cada conjunto de anuncios varios anuncios con formatos y textos diferentes.

Tip extra: No descartes probar fotos de stock, me he sorprendido de la cantidad de veces que funcionan mucho mejor que la fotografía a la que le has dedicado media tarde, seriously.

Las podéis encontrar aquí y además tiene un buscador.

OPCIÓN 4: LA CAMPAÑA DEJA DE FUNCIONAR

 

El caso poltergeist. Creo que es el coco de todos los que hacemos campañas. Todo va bien, se respira paz y armonía en el horizonte y de repente PLOF, deja de funcionar.

¿Qué ha pasado? Pues verás no siempre he llegado a encontrar una explicación, aunque algunas veces sí. Así que te voy a contar las veces en que he podido racionalizar lo sucedido.

    1. Público machacado. Esto pasa cuando has agotado el público al que te dirigías, si siempre te ven las mismas personas llega un punto en que te han visto varias veces, los interesados ya han comprado, se han suscrito, etc y los que no están interesados simplemente empiezan a cogerte manía de tanto verte en sus muros.

      Esto lo podrás ver con el dato de “frecuencia”.
      Solución: cambia de público.
    1. Aumento de competencia en Facebook: A veces pasa, todo el mundo empieza a hacer anuncios a la vez en Facebook, sube la competencia y el precio por resultado se dispara. Suele pasar en septiembre para los servicios y en diciembre y enero para las ecommerce. Aquí poco podemos hacer, si hay mucha competencia se paga más y esto es ley de mercado.
    1. Pixel deja de funcionar: Os pongo esto porque me acaba de pasar, llevo unos días loca con las ventas de una ecommerce que de repente: 0 ventas. Después de probar 207841274712 millones de públicos y otros tantos de anuncios me doy cuenta de que el píxel no estaba recogiendo datos de la conversión que estaba usando. Comprueba que funcione.
  1. Facebook te ha parado un anuncio que funcionaba. Mira que todos tus anuncios se están entregando. Me ha pasado más de una vez en que he querido colarle a Facebook flechitas en la imagen o vídeo y después de un tiempo de buenos resultados me ha pillado y ha dejado de entregar el anuncio ganador. Mala suerte, pero mientras duró valió la pena.